Personal del Instituto de Previsión Militar (IPM), efectuó la siembra de  un significativo número de arbolitos de diferentes especies, contribuyendo de esta forma a la preservación del entorno.

La actividad se llevó a cabo en los predios recuperados del IPM, en la Colonia Godoy de Comayagüela, Francisco Morazán, con el propósito de habilitar y darle un uso social a este terreno, considerado según estudios geológicos  de alto riesgo para ser habitado.

La reforestación  de esta propiedad, aporta una serie de beneficios y servicios ambientales, ya que al restablecer o incrementar la cobertura arbórea, se aumenta la fertilidad del suelo y se mejora su retención de humedad, estructura y contenido de nutrientes.

Además, la reforestación estabiliza los suelos, reduciendo la erosión hidráulica y eólica de las laderas y los suelos no consolidados, como se pretende con esta propiedad, para que ya no represente un riesgo y por el contrario sea una contribución al bienestar ambiental de nuestro país  y el mundo en general.